¿Qué está pasando en Venezuela?

Venezuela está en crisis y en las noticias nuevamente. ¿Por qué?

  1. El 10 de enero expiró el mandato 2016-2019 del presidente Maduro, y él juró un nuevo mandato de 6 años
  2. El 11 de enero, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), afirmó que debido a que Maduro no fue elegido en elecciones libres y justas para este nuevo mandato, la presidencia quedó vacante. Así, siguiendo la Constitución, juró como presidente temporal convocar a nuevas elecciones en 30 días
  3. Algunos 50 países han reconocido el gobierno de transición de Guaidó (en mayoría occidentales), mientras que Rusia, Turquía, Cuba y otros gobiernos similares han ratificado su reconocimiento del de Maduro. En línea con esto, las potencias occidentales le están dando a Guaidó el control sobre los activos venezolanos en sus países, presionando al gobierno de Maduro.
  4. Los militares venezolanos empiezan a estar divididos, ha habido al menos 5 pronunciamientos de militares activos, entre ellos el agregado militar de la Embajada de Venezuela en Washington
  5. La Unión Europea le dio a Nicolás Maduro 8 días para convocar elecciones libres, pero el 2 de febrero (día que se cumplían 20 años de la llegada del chavismo al poder), convocó a elecciones adelantadas de diputados
  6. Venezuela ahora espera el ingreso de más de 20 millones de dólares en ayuda humanitaria que debería entrar por tres puentes humanitarios: Cúcuta (Colombia), Brasil y una isla del Caribe.

¿La crisis es real o producida por los medios?

Sí, es real. La economía venezolana se ha contraído un 50% en 4 años (no es un error tipográfico), la inflación superó el 1.000.000% el año pasado (no es un error tipográfico), los periodistas y los líderes de la oposición son perseguidos y torturados, y más de 2 millones de personas han huído del país. Súmale a eso la crisis de alimentos (provocada por las expropiaciones de Chávez y el control de cambio), la crisis de medicamentos (provocada por la corrupción y, de nuevo, el control de cambio), la crisis de transporte (provocada, ajá, otra vez: el control de cambio). En promedio, los venezolanos han perdido hasta 10 kilos de eso, los niños se debaten entre ir a la escuela o recoger agua porque, gracias a la corrupción y la falta de mantenimiento, los servicios básicos también colapsaron.

¿Es un golpe de estado?

No. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus artículos 138, 233, 333 y 350, autoriza al presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) a asumir el poder en caso de un vacío de poder del presidente. En este caso, el vacío de poder se debe a una usurpación ilegítima del cargo. Lo que pasó el 23 de enero de 2019 fue la juramentación de la Asamblea, para asumir las funciones del Ejecutivo.

Pero ya va, ¿cómo? Maduro hizo elecciones en mayo del año pasado, ¿no?

Sí, pero fueron convocadas por una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) también ilegítima. En 2015, la oposición ganó mayoría parlamentaria y eso no le gustó a Nicolás y su gabinete. Así que convocaron unas elecciones y escogieron un “Parlamento a la medida”.

¿Cómo?

Sí, bueno, es como si en tu país al presidente no le gusta el parlamento y monta uno paralelo. ¿Eso te parece legal y legítimo? No. ¿Te parece que sus decisiones deben ser tomadas en cuenta? No, ¿verdad?

Ok, entonces ¿por qué Maduro no es legítimo y legal?

Porque esa misma ANC convocó las elecciones. Casi todos los partidos de la oposición y sus líderes estaban inhabilitados, exiliados o presos. ¿Te parece legítimo? No. Se hicieron en tiempo récord, violando así todos los procedimientos legales. Además, la ley venezolana exige que las elecciones sean convocadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), cumpliendo un calendario estricto, abriendo el registro electoral y bueno, con observación internacional y esas cosas. Las elecciones de Maduro no contaron con nada de eso. Ahora, ¿te parecen legales?

Ok. ¿Y la oposición no pidió un revocatorio? Seguro la gente no lo quería...

No, no fue eso lo que pasó. En 2016 ― cuando todo marchaba viento en popa―, el Consejo Nacional Electoral (CNE) dijo que no había ni plata ni tiempo, alegó “fraude” en la recolección de firmas, y suspendió el proceso. ¿Qué pasó? Bueno, las protestas de 2016 y 2017.

Ajá, pero... ¿Quién es Guaidó? ¿Cómo llegó ahí?

En 2015, cuando la oposición ganó la mayoría de los escaños en la Asamblea Nacional (última elección libre reconocida por todos los factores nacionales e internacionales), decidieron que cada año debía liderar un partido distinto. Juan Guaidó, diputado electo por el estado Vargas, forma parte de Voluntad Popular, organización que preside la AN en 2019.

O sea, ¿tenían que cambiar todos los años?

Sí, como en la mayoría de los países. Solo que este pacto se hizo en 2015 y se respetó, porque además tenía que ir en orden de votos. Pero, ajá, se suponía que este año debía tocarle a Freddy Guevara, segundo a bordo de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López, preso político del chavismo desde 2014. Freddy está ahora exiliado en la embajada chilena en Caracas. Carlos Vecchio, otro de los líderes importantes de Voluntad Popular, también está en el exilio (y no es diputado). Así que nada, le tocaba a Juan Guaidó.

Ah. Pero, ¿de dónde salió?

Es Ingeniero Industrial de la Universidad Católica Andrés Bello. En 1999 su familia lo perdió todo en un deslave en el estado Vargas. Ese año se escogió la constitución que nos rige actualmente. Él ha sido militante de Voluntad Popular desde sus orígenes, es de centro izquierda y un servidor público.

¿Y Estados Unidos? ¿Por qué se meten en algo que no les importa?

Ellos llegaron tarde a este rollo. Los primeros países en unirse fueron nuestros vecinos que crearon el Grupo de Lima. ¿Cuándo? Cuando cambiaron los gobiernos en Latinoamérica se abrieron posibilidades reales para recuperar la democracia en Venezuela. Ellos seguían recibiendo plata de Maduro y su gente. Después, sí se unió Estados Unidos, pero también se unieron un montón de países en el mundo, la mayoría de ellos con democracias plenas.

¿Pero por qué es tan importante Estados Unidos en todo este asunto?

Primero, porque son los principales compradores de petróleo de Venezuela. Lo que ellos están planteando es ahogar al régimen económicamente, es decir: que no puedan pagar el populismo, armas, filiaciones y que no puedan robar más a los venezolanos. Eso los obligará a ceder.

¿Y qué papel juegan aquí los militares?

Sencillo, ellos deben cumplir con tres cosas: 1. Cese a la usurpación; 2. Gobierno de transición; 3. Elecciones Libres. Solo quienes tienen el monopolio de la fuerza pueden hacer que se cumpla la constitución.

¿Y qué les han ofrecido?

Una Ley de Amnistía.

Ok. ¿Por qué se dice que hay represión?

Sin contar a las personas que diariamente son asesinadas en Venezuela en manos de la delincuencia y la violencia (somos uno de los países más violentos del mundo), ya tenemos 35 asesinados en protestas, más de 939 detenidos y 750 personas aún están “bajo custodia” todo esto desde el 22 de enero de 2019. Ya han liberado a varios. Muchos niños y adolescentes fueron detenidos solo por estar en el lugar equivocado. Han sido torturados y sus derechos humanos violados.

¿Qué pasa con Rusia y China?

Bueno, son los primeros aliados de Nicolás, obviamente: por la plata baila el mono. La cosa es que les debemos muchísimo dinero, y, ante el escenario de cuentas bloqueadas, ya anunciaron que no le darán más plata a Venezuela, ni nada. También Lukoil, una de las empresas rusas con las que PDVSA tiene negocios, anunció que cerrará sus negocios con Venezuela.


Entonces, ¿ves? No es fácil el panorama, ni la cuestión. Te recomendamos que si esto te parece complicado, pares a un venezolano en la calle y pídele que te cuente su vida, por qué se fue de su país o simplemente ¿cómo están tus papás en Venezuela?


Cese de la usurpación. Gobierno de transición. Elecciones libres.


¿Pero qué está pasando día a día?

Y si quieres estar al día con todooooo lo que pasa, entonces anda y suscríbete a Arepita, un newsletter que te explica, de forma clara y sencilla (y veraz) lo que pasa día a día en Venezuela.